Crónica del Sziget 2019: Parte III

Sziget 2019

Parte I – Parte II – Parte III

Entre los pasados días 7 y 13 de agosto, en Budapest, tuvo lugar la vigésimo séptima edición del Sziget Festival. Aquí os contamos nuestra experiencia en la isla de la libertad.

Sziget 2019

Sziget 2019
Sziget 2019

Lunes, 12 de agosto

Penúltimo día del festival y el sol seguía sin dar tregua, con unos 36 ºC y sin sombra, nos aventuramos a empezar el día abriendo el Main Stage a las cuatro de la tarde.

Allí nos esperaban Big Thief. Adrianne Lenker y su banda nos ofrecieron una preciosa actuación con la que conmovieron a todo el público presente, que se repartía como podía en pequeñas zonas de sombra. Una desconocida «Zombie», interpretada solo por Adrianne, dio comienzo al concierto. Seguidamente, y entre otras canciones, «Mary»«Shark Smile»«Not»«Cattails»«UFOF» fueron claras muestras de la sensibilidad sonora y lírica del grupo de Brooklyn. Magnífico concierto para arrancar el día y olvidarnos momentáneamente del asfixiante calor.

Big Thief, Sziget 2019
Big Thief, Sziget 2019

Intentamos refugiarnos en el A38, donde unos gigantescos ventiladores trabajaban al máximo. Allí recibimos a TSHA, sustituta de última hora para la cancelación de Yellow Days. La joven DJ londinense, avalada por Mura Masa y con tan solo un EP y un par de singles lanzados, puso a bailar a todo el público al ritmo de sus agradables beats.

TSHA, Sziget 2019
TSHA, Sziget 2019

Decidimos asomarnos al escenario principal para ver una parte del concierto de Tom Odell. El cantante y compositor británico, ídolo de masas desde su álbum debut —«Long Way Down» (Columbia, 2013)—, levantó los primeros cánticos del día con una extendida «I Know». Muy alegre y activo, y aunque se apoyó en gran medida en las canciones de dicho álbum, nos ofreció también algunas muestras de sus siguientes trabajos, de los que pudimos escuchar «Sparrow»«Still Getting Used to Being on My Own» y la reciente «Half as Good as You», justo antes de continuar con nuestra ruta.

Tom Odell, Sziget 2019
Tom Odell, Sziget 2019

Volvimos al A38 para el concierto de boy pablo. La banda noruega nos sorprendió, en un primer momento, por su edad, pero acto seguido el foco se puso sobre su actitud y sus locuras, que nos hicieron disfrutar a lo grande durante todo su set. Un grupo de amigos mostrando su lado más divertido y disfrutando desde el primer hasta el último momento de su actuación, no hace falta más para saber que algo va por buen camino. Temas como «wtf», «Feeling Lonely», «Losing You» y «tkm» fueron grandes protagonistas, un par de covers y un final bailado por todo lo alto a ritmo de «Dance, Baby!» lograron dar el sobresaliente a la actuación de los nórdicos.

boy pablo, Sziget 2019
boy pablo, Sziget 2019

Superorganism fueron los siguientes en subirse al escenario de la carpa. La naturalidad y el sosiego de Orono Noguchi fueron los puntos clave para asegurar la diversión. Ya contábamos con que los hits iban a ser lo más, «It’s All Good», «Nobody Cares» y «The Prawn Song», «Everybody Wants to be Famous» fueron bien acogidos y coreados por los sziudadanos. Una cover de «Congratulations» de Post Malone sorprendió a todos los allí presentes, y el final explosivo a ritmo de «Something for Your M.I.N.D.» fue todo lo necesario para hacer las delicias del público. El momento cómico del concierto llegó cuando la líder de la banda británica comentó que ya habían tocado en Budapest antes, en un barco, «A83 o algo así», y no era ni más ni menos que el barco que descansa sobre el Danubio, el A38, que además de ofrecer conciertos da nombre a la famosa carpa del Sziget en la que estaban actuando.

Superorganism, Sziget 2019
Superorganism, Sziget 2019

21:30. Hora de cabeza de cartel: Florence + The Machine. Presentando su reciente álbum  —«High As Hope» (Republic Records, 2018)— arrancó con su potente voz a ritmo de «June» y «Hunger». No necesitábamos más para saber que estábamos ante una de las mejores actuaciones de la temporada. Continuando con su famoso «Ship to Wreck», tuvimos en mano la prueba de la calidad y la potencia que desprende la artista británica. No faltaron tampoco los clásicos «Dog Days Are Over» y «You’ve Got the Love», además de la ya consagrada «What Kind of Man». Un final por todo lo alto a ritmo de «Shake It Out» nos puso la piel de gallina, pero eso no impidió que bailáramos hasta que Florence Welch se bajó del escenario. 10/10.

Florence + The Machine, Sziget 2019 - Foto de Rockstar Photographers
Florence + The Machine, Sziget 2019 – Foto de Rockstar Photographers

Como ya hemos comentado en varias ocasiones, lo más complicado en el Sziget es cuadrar las rutas para exprimir al máximo todo lo que nos ofrece el festival. Penúltimo día y aún no habíamos visto la principal actuación del circo, así que, en cuanto acabó Florence, nos tocó echar una pequeña carrera hasta allí. Cola kilométrica, pero logramos entrar para ver «Flip Fabrique: Attrape-Moi». Espectacular.

Martes, 13 de agosto

El Main Stage se vistió de gala para el último día del festival, la temprana actuación de Frank Carter & The Rattlesnakes, empezando treinta minutos antes de lo habitual, hizo que no pudieramos llegar hasta las últimas canciones. Eso sí, caminando por la isla pudimos escuchar como el líder de la banda pedía que se hiciera un pogo solo de chicas para que pudieran disfrutar de una buena sesión de rock en un ambiente más cómodo.

Johnny Marr era el encargado de seguir preparando el terreno para lo que se venía en el Sziget. Pudimos disfrutar de temas como «Armatopia» y «Day In Day Out». También de los clásicos de su banda original, The Smiths, como «Getting Away With It» y «This Charming Man». Nos sorprendió con una cover de Depeche Mode, «I Feel You», y un final de delicia a ritmo de «Easy Money» y «There Is a Light That Never Goes Out». Una dosis de rock para ir preparando el terreno a las siguientes actuaciones. Eso sí, el cantante británico abandonó el escenario antes de tiempo, visiblemente molesto con los fans de Twenty One Pilots que copaban las primeras filas, pues apenas estaban atendiendo y disfrutando del concierto. Una falta de respeto para el artista y el público que sí estaba interesado.

A pesar de ser el último día del festival, cargamos todas nuestras energías para disfrutar de Twenty One Pilots. Presentando su último álbum —«Trench» (Fueled by Ramen, 2018)—, disfrutamos del comienzo de un auténtico espectáculo a ritmo de «Jumpsuit» y «Levitate». Su famoso «Heathens» de la película «Escuadrón Suicida» consiguió que todos los sziudadanos cantaran al unísono. Pudimos también disfrutar de temas de su anterior álbum, como «We Don’t Believe What’s on TV», «Lane Boy», «Stressed Out» o «Ride». El clásico «Holding on to You» e innumerables hits resonaron en la isla durante su hora y media de concierto. El momento cumbre, nunca mejor dicho, llegó cuando Tyler Joseph cruzó toda la explanada, hasta la torre de sonido, y se subió a lo más alto cual Spiderman, trepando por las estructuras metálicas de la misma. Un show increíble que nos hizo disfrutar con pirotecnia, saltos mortales, un coche en llamas y un final con Josh Dun tocando la batería sobre el público, bajo un manto infinito de confeti.

Twenty One Pilots, Sziget 2019 - Foto de Rockstar Photographers
Twenty One Pilots, Sziget 2019 – Foto de Rockstar Photographers

Como se suele decir, «lo mejor para el final», y así sucedió en Sziget 2019 con Foo Fighters. El show prometía: dos horas y media de auténtico rock. Un comienzo por todo lo alto al ritmo de «All My Life», «Learn to Fly» y «The Pretender» puso a todos los sziudadanos a saltar. Lo que siguió no fue menos: hit tras hit no pudimos para de cantar y disfrutar de todos los éxitos que los de Seattle tienen bajo el brazo. No faltaron temas como «These Days», «Monkey Wrench» o «Best of You». También se atrevieron con una cover de Queen, «Under Pressure», donde Taylor Hawkins hizo alarde de sus dotes vocales, mientras Dave Grohl tomaba las riendas de la batería. El Sziget no podría haber tenido un final mejor: un fan en silla de ruedas fue levantado por el público en la última canción y Dave Grohl no pudo evitar subirlo al escenario. Así, al tiempo que disfrutamos de «Everlong», vivimos uno de los momentos más mágicos del Sziget: un fan abrazando a Dave y cumpliendo su sueño. También subió al escenario la «bubble girl», una chica que adornó gran parte del concierto con burbujas de agua para deleite de Dave Grohl. Sin duda, el concierto de la semana.

Foo Fighters, Sziget 2019 - Foto de Rockstar Photographers
Foo Fighters, Sziget 2019 – Foto de Rockstar Photographers

¡Nos vemos en 2020!

Parte I – Parte II – Parte III

Deja un comentario